Este programa articula la acción de familias que generosamente acogen en su hogar a niños, hasta que se resuelva su situación legal.

AVOME selecciona y acoge niños en familias temporarias desde el año 2000 y desde el 2014 cuenta con un equipo de profesionales que tiene a su cargo, la selección, formación y seguimiento de las Familias Temporarias.

¿Qué es una Familia Temporaria?

Son familias que voluntariamente se ofrecen a acoger en su seno a niños que por medidas excepcionales determinadas por los sistemas judiciales no pueden alojarse con sus familias biológicas por muy diversas razones y por tiempos que varían en cada caso.
Se trata de familias que no presentas lazos de parentesco con el niño o niña y que se abren a la posibilidad de brindarle un ambiente familiar por un tiempo hasta que se resuelva la situación legal del niño. Es claro que la familia temporaria tiene un carácter transitorio. Los tiempos son variables, dependiendo de cada caso.

Apoyo para la Familia Temporaria

Actualmente, existe un equipo técnico que cuenta con Psicólogos, Trabajadores sociales y una Abogada, con el apoyo de la supervisión general de AVOME. El equipo evalúa los aspectos del niño que hacen urgente y conveniente esta modalidad de cuidado alternativo. A su vez, el equipo ha elaborado las condiciones y requisitos que deben tener las familias postulantes para formar parte del programa. También se ha elaborado los pasos a seguir para lograr la incorporación, describiendo de manera detallada el proceso de selección de familias temporarias. Asimismo, se han definido pautas para el adecuado acompañamiento de cada familia durante el ingreso, estadía y restitución del niño..

Condiciones Básicas para ser Familia Temporaria

• Flexibilidad para lograr adaptación a los diversos cambios que implican el cuidado del niño temporario: modificaciones en la organización, rutina y horarios familiar tanto diurno como nocturno y del sueño.
• Creatividad para lograr la solución adecuada de los problemas y dificultades que surjan durante el cuidado del niño temporario.
• Tener hijos o experiencia en crianza que hayan desarrollado capacidad para el cuidado, protección, contención y comprensión de las necesidades del niño.
• Sentido solidario y de apertura a la comunidad,
• No estar atravesando una situación conflictiva familiar (duelos, enfermedades crónicas o terminales, violencia, adicciones). A su vez, no presentar trastornos de personalidad significativos o patologías psiquiátricas.

¿Qué recibe el niño en Familia Temporaria?

La finalidad de la familia temporaria es ser una alternativa que evite la institucionalización del niño o niña. Ejerce un rol de cuidado, posibilitando al niño o niña el pleno disfrute de sus derechos. Se les ofrece a estos niños o niña un modelo de vida familiar y la oportunidad de crecer y desarrollarse en un entorno familiar seguro y responsable. Mientras el niño permanece en Familia Temporaria, escribe una pequeña pero importante parte de su libro de vida. La neurociencia muestra que esta experiencia le aporta nutrientes psíquicos y afectivos que lo fortalecen y a los cuales el niño puede recurrir en cualquier etapa de su vida.

¿Qué recibe la Familia Temporaria?
La experiencia de recibir un niño o niña en el seno familiar y brindarle el cariño y cuidado que necesita enriquece a todos los miembros de la familia. Se enriquece espiritualmente experimentando la alegría de haber brindado amor a un niño que lo necesitaba. Esta experiencia marca a todos dado que todos comparten el hecho de haber ofrecido lo más valioso que se tiene, los sentimientos y la intimidad de su hogar. Se recibe la inmensa satisfacción de haber aportado a la vida de un niño o niña una experiencia que siempre llevará consigo. A la vez la familia ha crecido descubriendo su potencialidad de dar amor sin esperar nada a cambio.

0
Familias acompañadas
0
Familias aspiramos a alcanzar en 2017
0
Niños alcanzados en el Programa de restitución de los derechos a la vida familiar