Desde el comienzo (1971) AVOME se constituye como una Asociación de Voluntarios. Todos los programas cuentan con la colaboración activa de ellos.

SUMATE A NUESTRO PROGRAMA DE VOLUNTARIOS

Ad honorem puedes unirte a la tarea en cuidado de niños desde el año hasta los 12, jugando con ellos, festejando sus cumpleaños, acompañando en la organización de paseos y demás actividades. También se puede hacer apoyatura personalizada de niños que lo necesiten porque están tristes o les cuesta adaptarse a un grupo.

Otra opción es a partir del acompañamiento para hermanitos que necesitan vincularse ya que viven en hogares separados.

Otras alternativas de voluntariado:

  • Auxiliar de depósito: hay voluntarios que realizan una tarea de selección y administración de las donaciones que llegan a la sede en ropa, juguetes, elementos de blanco, equipamiento, entre otras cosas. Se pueden armar bolsones de comida según sean solicitados para apoyo para la familia. Armado de ajuares para las familias temporarias.
  • Auxiliar en administración: se puede colaborar, ordenando e inventariando libros de la biblioteca, papeles que pasan a archivo pasivo, realizando trámites específicos que derive la administración de AVOME. También hay épocas en la que se necesita pintar, arreglar juguetes, limpiar juguetes, arreglar jardines, etc.

Antes del ingreso a la Institución, AVOME realiza un encuentro donde te informamos ampliamente sobre nuestras misión y filosofía, trabajamos sobre el perfil del voluntario/a y  exponemos los espacios donde se desarrollan diferentes tareas con niñas/os y madres.

Para participar como voluntario de AVOME o si deseas más información para decidirte a serlo, comunicate con nosotros al siguiente correo electrónico: administracion@avome.org.  Te responderemos y te invitaremos para tener una entrevista y te comentaremos sobre las múltiples maneras de colaborar con AVOME.

Si tenés más de 18, necesitamos 3 horas de tu tiempo semanalmente, tu compromiso y responsabilidad.

Consultanos!!!

¿Qué es ser voluntario?

Ser Voluntario según la opinión de Alicia Beines de Mayorga, fundadora de la Institución

Es una manera de responder libremente al ideal de vida personal. Es encausar una vocación solidaria.

Nuestro nombre deriva de la palabra voluntad, y por experiencia en el trato con los voluntarios sabemos que a muchos de ellos no les satisface plenamente esta denominación porque les parece que minimiza la tarea que realizan.

Ello se debe a que  desgraciadamente muchas veces se piensa, y hasta es una de las acepciones del diccionario, que la voluntad puede entenderse como “el ejercicio de la facultad de hacer o no hacer una cosa” o sea de “hacer algo si tengo ganas”, en una interpretación más simple. Corremos el peligro de reducir un concepto muy noble y sería lamentable que ser voluntario pudiera aparecer como un capricho banal y superficial.

Cuando una persona asume un compromiso de servicio al prójimo sin esperar ninguna retribución en cambio, está ejerciendo su libertad personal de la manera más bella y plena, movido sólo por su ideal del que penden todos sus valores, especialmente en este caso: el de la generosidad. No piensa en sí mismo sino en el otro que lo necesita, en una palabra el único placer es servir.

Víctor Frankl dice: “El hombre es libre, pero no porque sí, es libre para ser responsable”. Ser responsable es tener la capacidad de dar respuesta.  El voluntario encuentra sentido en su vida y da respuesta sirviendo al prójimo en sus múltiples necesidades.

Alfonso López Quintás dice: “El hombre es libre para ser creativo”, y Joaquín García Roca en la conferencia pronunciada en el foro sobre Solidaridad y Voluntariado afirma:

“La solidaridad se alimenta en esa base del sentimiento de la generosidad. Y esa generosidad tiene la misma raíz que “engendrar”. Generoso es el que produce y da mucho. Ser generoso es ser creativo; ser creativo es ser fértil, y sólo es generoso y fértil quien inventa ‘los otros’ en la propia vida.”

El voluntario experimenta plenamente la libertad porque no lo condiciona nada exterior a él, no responde a un salario ni a una obligación impuesta. Posee la verdadera libertad, la libertad personal capaz de unir el deber con el placer de hacer algo que considera valioso.

El voluntario es la esperanza de que no todo está perdido en este mundo materialista,  siempre les escuchamos decir con alegría y sinceridad:

“VINIMOS A DAR Y RECIBIMOS MÁS DE LO QUE DAMOS”

 

Víctor Frankl: Médico vienés, fundador de la Escuela de Logoterapia, Psicólogo y Filósofo.

Alfonso López Quintás: Filósofo español, Profesor de la Universidad Complutense de Madrid, creador de la Escuela de Pensamiento y Creatividad.

Avome es un lugar lindo donde se cumple un rol muy importante. Me gusta hablar con Maru y las maestras porque ellas tienen mucha experiencia y saben muchas maneras de ayudar a los niños. Además ellas me contaron sobre la vida de los niños afuera del jardín para aumentar mi conocimiento de la pobreza que existe. AVOME es una organización transparente, no me costaba sentirme cómoda allá.
Me parece que sin AVOME para mí sería muy difícil tener una real idea de la sociedad y de la pobreza de Mendoza. Me encantó mi experiencia y piensa que formé relaciones fuertes allí. Me impactó estar con los niños y ver sus vidas acá. Les agradezco porque compartieron sus vidas e historias. También puede ser que quiero ser maestra y esta fue una linda experiencia

TIFFANY MCDOLE

Maru es resimpática y siento cómoda presentarle con cualquier duda que tengo. Las seños también. Me gustó AVOME, a mi me parece que ayuda muchísimo a las familias y a los niños para desarrollar socialmente y divertirse.
Soy feliz porque fui todos los días que hube prometido. Siento que redesarrollado buen vínculo con AVOME y los niños. Esta experiencia me ha impactado. En mis pensamientos y deseos de mi futuro. Yo quiero ser enfermera y trabajar como voluntario por un rato de mi vida con personas de escasos recursos. También me gustaría trabajar con niños. Siento que esta experiencia es una buena empieza de lo que quiero hacer en el futuro

KATE RAMBACK.